Racismo, tema central del juicio de Luis Ramírez

En sus argumentos iniciales, los abogados defensores desestimaron al racismo como tema central del juicio federal en contra de los dos jóvenes de Shenandoah, Pa., acusados con un crimen de odio relacionado con la golpiza que le quitó la vida a un inmigrante indocumentado en el 2008.

James Swetz y William Fetterhoff, que representan a Brandon J. Piekarsky y Derrick M. Donchak, respectivamente, dijeron que la golpiza mortal fue producto de otros factores y no del odio racial.

“Estamos hablando de alcohol, jóvenes y testosterona; esos son los temas en este caso. La raza no es factor, y mucho menos los derechos federales a vivir en cualquier lugar,” dijo Swetz a un jurado compuesto de personas blancas.

Fetterhoff también dijo que durante el juicio uno de los testigos contará como en la noche de la golpiza el grupo de jóvenes se sentía beligerante y dispuesto a pelear con cualquiera después de beber casi tres cuartos de litro de licor de malta.

“Colin Walsh le dijo al FBI que ellos estaban buscando pelea esa noche y hubieran enfrentado a cualquier blanco, negro o hispano”, dijo Fetterhoff.

Derrick M. Donchak, de 20 años, y Brandon J. Piekarsky, de 18, enfrentan cadena perpetua si se les encuentra culpables de las acusaciones originadas de la golpiza que mató a Luis Eduardo Ramírez Zavala el 12 de julio del 2008.

La acusación de un gran jurado federal indica que tanto Piekarsky como Donchak fueron parte del grupo de seis hombres que confrontaron a Ramírez Zavala y comenzaron a golpearlo y patearlo mientras miembros del grupo gritaban calificativos racistas como, “Regrésate a México,” y “Dile a tus malditos amigos mexicanos que se vayan al carajo de Shenandoah”.

Y esta última frase se le debe atribuir a Piekarsky, dijo la Procuradora General Asistente Myesha Braden.
“Eso fue lo que dijo al plantar su pie y patear a Ramírez en la cabeza”, dijo Braden.

Agregó que Piekarsky y otros jóvenes conspiraron para crear una un historia que omitiera los calificativos racistas, lo desigual de la pelea y la patada mortal a la cabeza de Ramírez.

Esta no es la primera vez que ambos enfrentan juicio a raíz del ataque. El año pasado, un jurado de personas blancas exoneró a Donchak y Piekarsky del cargo de intimidación racial.

El jurado sólo encontró a Piekarsky culpable de un cargo de lesiones, mientras que a Donchak se le encontró culpable de lesiones, tres cargos de corrupción de menores y tres más por proveer de bebidas alcohólicas a menores de edad.

El primer día de testimonio será mañana. Los procedimientos comenzarán a las 9 a.m.

About Gustavo Martínez Contreras

was born in Texas, brewed in Mexico City, seasoned in the Mexico-United States border, aged walking the streets of Philadelphia. He had a short-lived stint eating grits, fried chicken, and peaches in Atlanta. He later became a béisbol writer for El Diario de Nueva York. He has written about immigrant communities in English, Spanish, and some Spanglish. Although he does not have a shelf full of awards, Gustavo has received thank you notes and hugs from people who have trusted him with their stories. His work has appeared in Voices of New York, El Diario/La Prensa, Dallas’ Al Día, The Philadelphia Public School Notebook, Philadelphia Weekly, Radio Bilingüe, Latina Lista, Spot.us, among others. He is currently pursuing a master's degree at the CUNY Graduate School of Journalism.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s